Un punto caliente o también conocido como «hot spot” en los paneles solares es una condición de falla que ocurre en celdas conectadas en serie de los paneles solares, estos pueden alcanzar altos voltajes de salida requeridos para muchas aplicaciones fotovoltaicas, como los sistemas conectados a la red. Las características eléctricas de todas las celdas de la cadena son idénticas y la cadena opera en la corriente del punto de máxima potencia (MPP) para lograr la salida óptima de cada celda. Sin embargo, cuando hay una falta de coincidencia entre las características eléctricas de la celda, la corriente de una sola serie no puede operar en el MPP de cada celda, lo que conduce a la temperatura elevada que afectan sólo una zona del panel solar y tienen como resultado una disminución localizada de la eficiencia y, por lo tanto, una menor potencia de salida y una aceleración de la degradación de los materiales en el área afectada por la elevada temperatura.


Aquí consideraremos tres amplias categorías que causan puntos calientes.
Sombreado y suciedad: objetos como árboles, postes, contaminación de la superficie, objetos extraños en la superficie, etc.
Los efectos del sombreado y la suciedad pueden mitigarse durante la fase de diseño del sistema. Se debe realizar un estudio detallado para determinar los efectos de los árboles, postes u otros objetos que pueden sombrear los paneles a lo largo del día y durante todo el año. Si no se puede evitar el sombreado, se puede considerar la electrónica inteligente a nivel de módulo para mitigar los riesgos. La suciedad puede reducir con el mantenimiento periódico del sistema de paneles solares.
Daño mecánico: vidrio roto, marco roto o doblado, colisiones de módulos entre sí u otros objetos, fijación inadecuada.
En ocasiones los daños de los paneles solares pueden ser debido a un evento meteorológico como granizo o vientos extremos, y probablemente corresponderían a un reclamo de seguro. Para mitigar dichos riesgos, el estudio ambiental propuesto anteriormente puede ampliarse para ayudar a elegir el panel correcto para el sitio de instalación. Por ejemplo, si el estudio determina que la ubicación es propensa a fuertes vientos y tormentas de granizo, se pueden seleccionar panel solar que hayan sido probados extensamente para soportar tales condiciones.
Fallas del módulo interno: defectos del material de la celda (por ejemplo, derivaciones, alta resistencia en serie, etc.), grietas en la celda, deslaminación local, uniones de soldadura deficientes.
La falla interna del panel puede ser causada por el manejo de los paneles durante la instalación o el transporte, fijación incorrecta/fijación, o problemas de estantería. Estos problemas mecánicos pueden causar grietas y microgrietas en los módulos, que inicialmente pueden no causar pérdidas de rendimiento o puntos calientes, sin embargo, durante el ciclo térmico a largo plazo estas fallas aumentarán en gravedad.
Para poder monitorear el estado el sistema de paneles solares puedes utilizar las inspecciones de infrarrojos (IR) o electroluminiscencia (EL) para prevenir el “hot Spot” o puntos calientes.

Paneles Solares Q-Cells
En Solar Symphony nos preocupamos por la calidad en el uso de paneles solares, por lo cual utilizamos la tecnología alemanda  de Hanwha Q CELLS son uno de los más eficientes y rentables del mercado en todo el mundo. Ofrecen excelentes clases de potencia y tecnología de punta. Fueron uno de los primeros en desarrollar una solución para problemas de módulos comunes tales como Hot-Spots y la degradación inducida por potencial (PID).
Hanwha Q CELLS cuenta con «Hot-Spot Protect» el cual garantiza que los paneles solares estén libres de puntos calientes.

Compartir
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *